Shopping cart

close

Entrevistas, Health, Lifestyle, Travel

Romper con la rutina para hacer realidad tus sueños

Eso significa Pastovite…

Jacobo y Pauline son dos jóvenes surfistas que cambiaron la frenética ciudad de Madrid por la tranquilidad de la Costa Pacífica de Centro América, olvidándose por completo de una rutina que no perseguía ninguno de sus sueños. El pasado mes de octubre, sin más dilaciones, prepararon sus maletas y sus tablas para acercarse al otro lado del charco, dejando atrás sus trabajos con el único fin de lograr el equilibrio entre la paz y la felicidad.

Jacobo, es fundador del primer centro especializado en surf de Madrid, que nació con el objetivo de implementar un entrenamiento específico a todas aquellas personas que se querían iniciar o perfeccionarse lejos del mar. Pauline, de nacimiento francesa, se mudó a Madrid para trabajar como ingeniera industrial en una de las oficinas del centro. El surf los unió y durante años, todos los fines de semana cogían el coche para acercarse a la costa…Cantabria, Asturias y Galicia fueron sus casas durante todos los fines de semana.

 

Hola chicos… ¿Cómo comienza esta aventura? ¿En qué momento decidís que Madrid no es vuestro sitio y hay que viajar a las olas más desérticas del océano pacífico?

En realidad este viaje lo teníamos planeado hacer hace un año. ¡Incluso perdimos los vuelos que ya habíamos comprado!

Al final el compromiso con nuestros proyectos laborales nos hizo renunciar al viaje en el último momento. Aquella decisión fue una mochila bastante pesada que arrastramos durante todo el año.
¿Cuál fue la primera sensación al llegar a Panamá? Decir… ya estamos aquí, ya no hay marcha atrás…
Lo primero que pensamos fue, ¿ya está? Nos dimos cuenta rápidamente de lo fácil que era, aquella decisión, a la que tantas vueltas le habíamos dado y en la que habíamos empleado tanta energía, se reducía a simplemente a hacerlo.
No solo estábamos ya aquí, si no que un nuevo mundo lleno de emociones y posibilidades se abría ante nosotros. Las dudas y los miedos se quedaban pequeños al lado de esa sensación de euforia que estábamos empezando a experimentar.
Llegasteis primero a Panamá, a una de las escuelas más potentes del país como es Surf Dojo, y ahora estáis en Costa Rica ¿Qué experiencia os deja aprender con profesionales de otros lugares del mundo donde no tienen las mismas costumbres que nosotros?
Efectivamente tuvimos la gran suerte de que nos invitaran los chicos del Surf Dojo, en Playa Venao, de manera absolutamente desinteresada y con la única ambición de tener este intercambio de experiencias y conocimientos que nosotros estábamos buscando.  La vivencia en el Sur Dojo fue brutal, nos sentimos arropados y en familia desde el primer momento.
En lo personal hicimos amistades de por vida , crecimos, nos descubrimos y aprendimos de la mejor manera.
¿Y en lo profesional?
¡No paramos de aprender! Su filosofía de poseer un equipo técnico completo y especializado en torno al deportista, su pasión por lo que hacen y su actitud abierta a la hora de dejarnos profundizar y colaborar hizo de la experiencia una verdadera universidad del “Surftraining”.
¿Aprenden ellos algo de nuestras costumbres?
Nos gusta pensar que algo pudimos aportar, sobretodo en el campo de la preparación física específica.
¿La mejor anécdota del viaje?
No paran de suceder cosas que para nuestra realidad cotidiana serían anecdóticas como amanecer surfeando y compartirlo con un montón de delfines saltando a tu alrededor o encontrarte algún caimán… Que te caiga el diluvio de tu vida mientras te llevan a dedo en la parte trasera de una camioneta, que se te rompa la cadena de la bici que te han prestado para ir a una playa, cruzarte con una familia de monos que quieran robarte la mochila… ¡Aquí cada día es una aventura!
En algún momento este sueño se terminará…¿Qué planes hay para el futuro?
La idea inicial, es volver con toda la experiencia que reunamos a continuar el proyecto de Surf Training Madrid. No podemos negar que con este viaje un mundo nuevo de oportunidades se esta abriendo ante nosotros. De momento tenemos que volver en Junio a una importante boda familiar, y aprovecharemos para ir a trabajar durante la temporada de verano con nuestra familia de Costa Norte en San Vicente de la Barquera, como venimos haciendo los últimos años, lo que no solo hará la transición de vuelta mucho más llevadera si no que nos dejará tiempo para terminar de planear la próxima etapa.
¿La mejor playa que habéis surfeado?
Es una pregunta complicada, ya que cada spot tiene su encanto y peculiaridades. Venao fue la mejor bienvenida al pacífico que podíamos haber tenido. En Playa Hermosa (Jaco) tuvimos baños en los que literalmente cogíamos 1 o 2 olas en una hora y media debido a la fuerza y calidad de sus olas, algo lejos de lo que estábamos acostumbrados a surfear. No obstante fue sin duda hasta ahora, el lugar donde nuestro surfing cogió más confianza y seguridad. Santa Teresa nos recibió con una olas épicas y no nos está tratando nada mal.
¿Si hubiera que escoger una?
Hay un pequeño rincón en Panamá donde pasamos una semana mágica… cuyo nombre no podemos acordarnos (risas), definitivamente la calificamos como paraíso del surf.

¿Baño de primera o última hora?
Siempre fuimos muy de disfrutar el atardecer desde el agua, pero es verdad que este viaje estamos exprimiendo mucho más las mañanas.
Bien Jacobo, la pregunta del millón ¿cómo y cuándo un chico de vallecas empieza a surfear?
Buena pregunta, para serte sincero hasta una edad muy avanzada siempre pensé que el surf era cosa de países lejanos y exóticos. Ten en cuenta que la gente de mi barrio como mucho había visitado la playa en época de verano en lugares como Benidorm o Torrevieja. Yo tenía la suerte de ir  todos los veranos desde pequeño a casa de mi abuela en Benidorm , y siempre sentí esa profunda conexión con esa calma que encontraba en el mar. Ya con unos 25 años, unos amigos, Jóse y Miki me dijeron de ir un finde con ellos a San Vicente de la Barquera a surfear… ese finde cambió mi vida.
¿Cómo fue esa aventura?
Era invierno, entraban un par de metretes en la serie, me dieron una NSP y me dijeron “síguenos”. Evidentemente no pude avanzar ni 10 metros detrás de ellos cuando les perdí tras su primer pato. No obstante, me quede peleándome con las espumas intentando entender que estaba pasando ahí. Conseguí ponerme de pie un par de veces y aún así fue la mejor experiencia que había tenido en mi vida. ¡No podía creerme que había surfeado una ola!
A raíz de eso… comienza los primeros cimientos de Surf Training Madrid
Para ese entonces estaba comenzando mis estudios y pese a considerar que estaba en buena condición física me di cuenta de que mis esfuerzos no eran ni medio eficientes en este nuevo mundo. Era la disciplina deportiva con mayor exigencia tanto técnica como física a la que jamás me había enfrentado.
Volví a Madrid envenenado de ese viaje, lo primero que hice fue buscar información y maneras eficientes de entrenar para intentar afrontar mejor la siguiente escapada. Para mi sorpresa me encontré con un campo muy poco investigado y absolutamente apasionante. Inmediatamente interioricé que debía enfocar toda mi carrera a esto, profesionalmente era un reto apasionante tener un campo tan verde por explorar, y como no, era mi excusa para que un chico de Vallecas  pudiera meter un pie en este mundo del surf.
¿No consideraste que era un poco tarde para iniciarte por completo en el mundo del surf?
Sabía que era tarde, pero también sabia que nuca había sentido un impulso tan grande, tenía que hacerlo. Ser consciente de lo tarde que empezaba hizo que me dedicara más aun en cuerpo y alma. Desde entonces ha sido el 100% de mi vida, y no puedo estar más agradecido.
Pauline, esta para ti…¿Habías surfeado antes de vivir en España? ¿Cómo una chica francesa se apasiona a un deporte como es el surf en Madrid? 
En 2014, tras mis estudios de ingeniería en Toulouse conseguí un trabajo en Madrid donde hice mis prácticas, fue en mayo de 2015 cuando subí a Sopelana paraencontrarme con mi mejor amiga para surfear por primera vez. Desde mi niñez, me impresionaba las imágenes de surfing y skate sin poder explicar el porqué. En varias ocasiones tuve la oportunidad de estar cerca del mar, pero nunca me atreví a probar el surf. Ese fin de semana era la ocasión de experimentarlo por primera vez… ¡Fueron dos días increíbles! 
¿Cómo continúo el recorrido?
Dos semanas después cancelé mis planes y volví a Sopelana sola para seguir aprendiendo. Desde ese momento no conseguía pensar en otra cosa, hasta concentrarme en el trabajo me resultaba difícil, soñaba cada noche de olas.
Empezar tan tarde el surf, con 24 años, me daba la sensación de haber perdido mucho tiempo; no conseguía quitarme esta sensación de emergencia que tenía cuando pensaba en mi progresión. Quedarme quieta entre semana y tener que esperar los fines de semana, me costaba cada vez más, tanto que empecé a pensar mudarme a la costa. Mientras tanto, entrenaba en mis 20 metros cuadrados cada día, para prepararme físicamente para el fin de semana y quitarme esa sensación de agobio que tenia permanentemente en mi. Así encontré a Jacobo…
¿El surfista se nace o se hace?
Nace, solo que algunos no lo descubren hasta que tienen la oportunidad. Existe mucha gente a la que le cuesta comprender que alguien del interior se enganche a este estilo de vida, nosotros le respondemos con el siguiente planteamiento: Es mucho más extraño esa gente que vive a escasos metros del agua o de un spot surfeable y no practique el surf. Es un porcentaje muy elevado en ese tipo de poblaciones. Independientemente de donde hayamos nacido, esto va más unido al espíritu que tengas…siempre bajo nuestra humilde opinión.
Jacobo, con el proyecto ‘Surf Training Madrid’ le has dado una oportunidad a toda esa gente que no puede vivir el surf de la misma forma que un local, que simplemente se encuentra a 5 minutos de su playa. Es un hándicap importante las distancias pero gracias a vuestros viajes mucha gente ha progresado…
El principal objetivo de Surf Training Madrid es ayudar en la profesionalización del surf, desde la parte de la preparación física específica. El entendimiento de cómo funciona el cuerpo en esta disciplina sirve para ayudar a potenciar el rendimiento y alejar del riesgo de lesión de estos deportistas. En STM no solo entrena gente de Madrid si no mucha gente que por razones de estudio o trabajo se encuentran temporalmente en la ciudad, pero llevan toda la vida surfeando. De todas maneras tampoco se le entrena igual a una persona de iniciación a la que podemos ayudar a automatizar, pulir y potenciar distintos gestos técnicos, o a una persona que esta surfeando a diario durante toda su vida y el entrenamiento se tiene que centrar mas en proteger al deportista de las descompensaciones que estos mismos gestos producen a la larga. La clave está en adaptar el entrenamiento a las condiciones y objetivos de cada deportista, por eso cuanto más entendamos la biomecánica en el surfing mejores serán entrenamientos.

Nada más comenzar el viaje, abristeis una cuenta en redes sociales para reflejar vuestro estilo de vida actual…

Si, Pastovite! Queríamos hacer algo muy visual y que pudiera seguir nuestras familias y amigos, y si de paso podíamos inspirar a alguien con nuestra experiencia, pues mejor aún.

Para terminar, mucha gente de vuestro entorno se estará muriendo de envidia, tal vez, se estén planteando el porqué de sus vidas… Ahora que ya está vivido… ¿Qué consejos les darías para animarles a realizar este tipo de viajes? 
Que la única decisión equivocada sería no intentarlo 😉
Cuentas a seguir:

 

Related Posts

Scroll To Top

Agua, cerveza, risas, amigos...

¿Y todavía no te has suscrito a nuestra newsletter? Tranqui, lo puedes hacer por aquí.

Las cookies como las olas son necesarias. Surfeando por está web aceptas estar de acuerdo con ellas.